DESEO DE PAZ EN EL PAIS VASCO

Una hoja de ruta internacional
por la resolución del conflicto armado
en el País Vasco

El 17 de octubre de 2011, en el palacio de Aiete de San Sebastián se reunieron numerosos representantes políticos y actores socioeconómicos del País Vasco. Expertos internacionales reconocieron por primera vez la existencia de un conflicto político en el País Vasco y señalaron al gobierno francés como actor de la resolución, al mismo nivel que el estado español.

Al final de la conferencia, 6 líderes internacionales* leyeron una declaración conjunta que contenía una metodología de 5 puntos para resolver y superar dicho conflicto, entre esos puntos:

– Le pedían a ETA que cesara toda actividad armada y que aceptara dialogar con los gobiernos francés y español.
– Se dirigían a los dos gobiernos para que tomaran la vía del dialogo si ETA cumplía el primer punto.
– Subrayaban la importancia de establecer medidas que permitieran la reconciliación, el reconocimiento y la asistencia para todas las víctimas.

De gauche à droite, sur le perron de l’ancienne résidence d’été de Franco, le palacio Aiete de Saint-Sébastien, le 17 octobre
2011: Gerry Adams, Gro Harlem Brundtland, Bertie Ahern, Kofi Annan, Pierre Joxe et Jonathan Powell.
© PHOTO PHOTO « DIARIO VASCO »

Una invitación
a la implicación
de la sociedad

“… La creciente aspiración de los ciudadanos de este país y de sus representantes políticos a resolver este conflicto por la vía del dialogo, la democracia y sin violencia alguna ha creado esta oportunidad…”
Desde entonces, en todo el País Vasco y sobre todo aquí, en el País Vasco Norte, numerosas personas procedentes de asociaciones, sindicatos, partidos políticos y cargos electos se apropian cada día un poco más de la hoja de ruta de Aiete.

Una hoja de ruta
que moviliza a una sociedad
en su pluralidad

Cargos electos reunidos en torno a un consenso inédito.

Cargos electos y representantes políticos (de todas las tendencias) y sindicales crearon el Grupo de dialogo del País vasco de Francia y presentaron una declaración común en la que le pedían al gobierno que se comprometiera en favor la resolución del conflicto vasco. Mas recientemente, el 23 de septiembre de 2017, la Comunidad de Aglomeración del País Vasco llamó de manera unánime a acudir a la movilización del 9 de diciembre de París.

La sociedad civil cada vez más movilizada

Cada vez más estructuras sociales, políticas, sindicales y asociativas se movilizan y se reúnen especialmente cuando se organizan foros en favor del proceso de paz. Ese respaldo se extendió más allá del territorio vasco cuando se organizó en la Asamblea Nacional francesa la Conferencia humanitaria por la paz en el País vasco(el 11 de junio de 2015), en la que 300 miembros de organizaciones y cargos electos franceses y vascos estuvieron presentes. Esa voluntad de paz volvió a destacar fuertemente a raíz de las detenciones de Louhossoa en diciembre de 2016, cuando 3 personas procedentes de la sociedad civil anunciaron que asumían la responsabilidad política del desmantelamiento del arsenal de la organización armada ETA (cf. “Desarme cumplido”).

3 días después de la conferencia de Aiete, la organización ETA anunció el fin definitivo de sus acciones armadas y declaró estar dispuesta a sentarse alrededor de una mesa con los dos gobiernos.

Expertos internacionales
apoyan la puesta en marcha
de la hoja de ruta de Aiete

Expertos internacionales apoyan la puesta en marcha de la hoja de ruta de Aiete

El Grupo Internacional de Contacto (GIC): este grupo compuesto de expertos en resolución de conflictos se suele reunir con diferentes actores sociales y políticos y con las instituciones des País Vasco en el marco de su apoyo al proceso de paz iniciado en el País Vasco.

La Comisión Internacional de Verificación: compuesta de expertos en desarme y resolución de conflictos, es la encargada de verificar mediante un método riguroso el proceso de desarme iniciado por la organización armada ETA. Esta comisión se disolvió después de que el 8 de abril de 2017 la sociedad civil hiciera efectivo el desarme de la organización armada ETA